Unión Minas es el Perú

por lamanoamiga

Dios es peruano y es el peruano más ilustre que tenemos chambeando en el extranjero. Tan ocupado está con la crisis de Europa y Medio Oriente que parece ya no acordarse de nosotros. Así que mal haríamos en encomendarnos a él para ganarle a la Selección de Bolivia. Markarián, ardiente creyente, así lo ha entendido y se ha puesto en manos de la ciencia para triunfar en la altiplánica capital boliviana. Sabio él, le dijo a Farfán y compañía: “quietos ahí, que gallinazos no cantan en puna” y armó una selección Frankenstain para jugar en La Paz. De pronto Cienciano y Garcilaso copan el 99% de la convocatoria. ¡Celebra Machu Picchu!

Si jugar en la altura es el único mérito para honrar la bicolar, nos preguntamos por qué los cracks de Unión Minas no pueden gozar de una oportunidad para defender el pabellón nacional. ¿El Comisario Miñán sigue jugando allí? A los de Cerro de Pasco, correr en La Paz les parece calistenia y juran que ante Bolivia pueden jugar un partido de 180 minutos, sin entretiempo y hasta calatos. Nadie les pide tal sacrificio, pero dicen que de ser llamados, el triunfo ante el rival ‘boliche’ es un hecho. ¡Y hasta con baile! Lo que no queda claro es si hablan de huaylas o reguetón, pero cuando se trata de fútbol lo importante es ganar como sea.

Anuncios