Errar es peruano

por lamanoamiga

Hacer un gol supone un acto vacío, una acción autocomplaciente lejana a las tribulaciones propias de la imperfección humana. En época de Eurocopa, observo con espanto el pánfilo esfuerzo de los alemanes, franceses y holandeses por dirigir todos sus disparos al arco (casi siempre con éxito).

La variante humanista del jugador peruano ha permitido un fútbol más cercano a la vida y sus errores. Para qué meter un gol si se puede gastar mejor la precisión en enviar la pelota a la tribuna, imitando así las vicisitudes de lo cotidiano. Algunos estetas han llevado las cosas más allá (Piero Alva es ejemplo), perfeccionando el estilo de mandarla hasta la calle o al techo del vecino.

En el fútbol errar es humano, pero con arte es peruano.

Anuncios