Sotil, la Inka Kola y el Barcelona mutante

por lamanoamiga

El Barcelona no es único en el mundo. En el Perú se imita el modelo culé desde épocas prehistóricas, con la impronta personal propia de la fotocopia: un símil monstruoso, deforme y con aliento a Inka Kola. Tres casos comprueban esta verdad irrefutable.

1. Lionel Messi no solo lo hay argentino. Nosotros tenemos el nuestro. Bueno, casi. Dice su DNI para menores de edad que se llama Leonel Messi y se apellida Flores Condori, oriundo del luchador distrito de Los Olivos. Pese a que el Barcelona rechazó su prueba en la academia de menores, él no se ha rendido y le espera una próxima audiencia en el Deportivo Municipal. El éxito se hace de a poquitos.

2. Pep Guardiola tiene un gemelo moreno. Existe un hombre que, dicen, es su clon vestido de buzo. Por ahora, ‘Pep’ Soto ya usurpó la chapa. Si la fortuna le es favorable, espera imitar -en un plazo no mayor de 650 años- el éxito del original.

3. Heredó la suerte del padre y el nombre del tío. Johan Sotil hubiera preferido que sea al revés. Hoy triunfa en el César Vallejo de Trujillo, pero sabe que vestir la camiseta del Barcelona no es imposible. Una reciente visita a Polvos Azules le demostró que, por un módico precio, los sueños se hacen realidad.

Los ejemplos sobran. Porque no se necesita ganar para abrirse paso a codazos.

Anuncios