Previa del Perú – Colombia: la Villarán se pone mosca con Pekerman

por lamanoamiga

Colombia no es el cuco. Al cafetero se le respeta, pero se le puede ganar, aunque está visto que nuestros peloteros necesitarán una mano extra. Por eso la Municipalidad de Lima ha anunciado una serie de medidas para facilitar el trabajo de la selección ante el rival colocho.

Primero, se instalará un control fronterizo en la media cancha, para evitar la migración indiscriminada de jugadores colombianos a territorio patrio.

Segundo. Conociendo la velocidad de los carrileros rivales, se colocarán semáforos y rompemuelles en las bandas, para evitar que Zúñiga y Armero excedan el límite de velocidad permitido en el fútbol peruano a un jugador profesional: medio kilómetro por hora.

Tercero. Se le cobrará peaje a todo jugador que pretenda ingresar al área grande de Perú. Además, Serenazgo podrá detener automáticamente a todo extranjero sospechoso que merodee por nuestro arco. Si no tiene el pasaporte a la mano, podrá ser aporreado por los efectivos municipales.

Cuando el fútbol no alcanza, la cosa criolla es necesaria. Ya ven, ¿quién dice que Susana Villarán no hace nada?

Anuncios